"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

20 ago. 2013

El primer año de secundaria:Recomendaciones para el inicio de esta etapa escolar.

El cambio de la escuela al liceo es mucho más que un mero pasaje de año; es el comienzo de una etapa por demás especial, ya que coincide, la mayoría de las veces, con el pasaje de la niñez a la adolescencia, lo cual implica todo un proceso nuevo tanto para el alumno como para sus padres
En efecto, el pasaje a la adolescencia no es algo que implique sólo a quienes la viven - los chicos - sino también a sus papás, para los cuales no siempre es fácil acompañar a sus hijos durante esta etapa. Muchas veces nos aferramos al almanaque y esperamos de nuestros hijos que crezcan de golpe; así, quien hasta hace unos meses era un escolar, ahora le exigimos que haga todo solo, porque "ya eres grande, estás en el liceo". No nos olvidemos que, el pasaje al liceo es eso, un pasaje, un proceso que comienza y que no a todos les lleva el mismo tiempo adaptarse a su nueva realidad. Otras veces caemos en lo opuesto, es decir, en negar cómo han crecido nuestros hijos y nos cuesta dejar de verlos como escolares; para algunos papás es muy difícil aceptar que con la edad de nuestros hijos llega la independencia (o por lo menos el deseo de ella), y que, de a poco, parecen necesitar menos de nuestros cuidados, quieren su espacio y su libertad.

En algunas ocasiones surgen conflictos hasta ahora ignorados, rebeldías, enojos; de un día para el otro parecen cambiar por completo, "antes no era así, parece otra persona…". Todo este abanico de conductas que si bien preocupa mucho a los papás, es parte de lo que se considera una adolescencia "normal"; requiere de mucha paciencia, comprensión, así como límites bien claros y definidos, y, sobre todo, la posibilidad de negociar. En efecto, como en esta etapa la rebeldía y la oposición son características, es fundamental tener claro que "el no por el no mismo" no es efectivo. Por otro lado, a veces para conseguir algo hay también que ceder algo, por lo que negociar, "transar" en un punto intermedio parece ser lo más efectivo. De todas maneras, está bueno recordar y saber que, aunque muchas veces nuestros hijos adolescentes nos hagan sentir (o incluso nos lo digan) que no nos necesitan, no es cierto; sí nos necesitan y mucho, lo que sucede es que necesitan también encontrarse consigo mismos, con sus propios límites, y para ello las más de las veces es necesario alejarse, aunque sea un poco. Es muy importante respetar los espacios que nos piden, sin ir a los extremos, es decir, sin alejarnos demasiado al punto que los descuidemos y se sientan abandonados, ni tampoco invadir su privacidad. Realmente, encontrar el equilibrio no es tarea fácil…
Pero bueno, tampoco para ellos es fácil ser adolescentes, ya que esta es una etapa de muchísimos cambios, tanto físicos como psíquicos, llena de anhelos e incertidumbres, de amistades y amores, pero también de inseguridades y temores, algunos de ellos muy fuertes.

El ingreso al liceo viene acompañado de un montón de inquietudes y miedos, algunos de los cuales resumiremos brevemente:
·         Creer que el liceo es mucho más difícil que la escuela.
·         Sensación de desprotección, unida a la creencia de que en el liceo no hay quien los proteja, es algo así como una "tierra de nadie". Esto sucede frente al temor que implica el no contar más con la figura protectora de la maestra de clase.
·         Miedo a no poder  integrarse al liceo, al grupo, a los compañeros de clase. Este temor es aún mayor en aquellos chicos que no cuentan con algún conocido o ex compañero de escuela en el liceo, y acarrea la sensación de hallarse totalmente perdido, sin conocer a nadie.
·         Temor al fracaso, a no poder adaptarse a los profesores, los horarios, las diferentes materias y sus exigencias.

Frente a todo esto, es muy importante reforzar las expectativas positivas de los chicos con respecto a la próxima etapa escolar, y relativizar sin minimizar (sin decirles que son tonterías) sus miedos y ansiedades. No olvidemos que los chicos necesitan de todo el apoyo y la seguridad que podamos transmitirles.
Es necesario sentarse a conversar toda la familia acerca de lo que vendrá, con datos reales y concretos. Para ello, algo muy recomendable es que los chicos visiten previamente la institución educativa con el fin de familiarizarse con el espacio escolar.

Otro aspecto muy importante es adecuar la dinámica familiar a las actividades y horarios del liceo. No se transita "exitosamente" por el nuevo ciclo por mucha buena voluntad de parte del alumno y mucha exigencia que haya por parte de la institución, si los horarios, las actividades y las rutinas familiares no sostienen todo lo anterior. Es cierto que para algunos padres y madres, abuelos, o tutores, con  excesivas horas de trabajo, no hay muchas opciones de acompañar de manera más efectiva a sus hijos, pero de todas maneras, es necesario buscar estrategias para que los chicos sientan y entiendan que estamos ahí, y que están supervisados. Comunicarse con los profesores a través del correo electrónico, mensajes de texto o llamadas a la institución durante el horario laboral son actividades que deben tenerse presentes, para evitar decepciones al culminar el año escolar.
Algo más a tener en cuenta, que los padres debemos saber es con qué recursos cuenta el liceo a la hora de solicitar ayuda, ya sea por necesidad de hablar con un docente, o por clases de apoyo; y disponer de tiempo para interiorizarse de las actividades curriculares y extracurriculares inherentes al ciclo escolar. Pero, lo más importante de todo, es que nuestros hijos sientan y sepan que cuentan con nosotros, que los queremos y los apoyamos en esta y todas las etapas del camino y que ahora que inician una nueva etapa estaremos allí en las buenas y en las malas para apoyarlos, orientarlos y corregirlos en el momento justo
.

No hay comentarios: