"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

9 jul. 2013

¿Quién educa a nuestros hijos?

 En la actualidad la carrera del docente está enfrentando los desafíos de enseñar a esta generación de principios de siglo, cargada de creencias, actitudes y valores que en gran mayoría no concuerdan con los que anteriormente considerábamos “normales” o “aceptables” para la sociedad. Es una realidad que los chicos (cas) están expuestos a mayores niveles de información y que la situación de la sociedad venezolana y de la familia también ha cambiado,  impulsando a las madres , que anteriormente asumían la labor de educar a los hijos , a pasar más horas fuera de casa trabajando para contribuir con la economía familiar, padres que atraviesan divorcios, separaciones o conflictos legales que por alguna razón se alejan de sus hijos, relegando la significativa función de educar a la televisión, el internet, o a los amigos.
Educar corresponde a los padres, incluso abuelos y abuelas,  es un proceso que se inicia en el mismo momento que recibes al bebe en brazos, debemos evitar la creencia de que la función recae sobre el docente, quien recibe al niño o niña luego de 3 o 5 años de estar dentro del conjunto familiar, y que solo convive con este por 20 horas a la semana. El docente es coadyuvante en el proceso educativo, al igual que cualquier otro integrante que sirva de cuidador o tutor del chico o chica. Por ende es responsabilidad de la madre y el padre la educación en las actitudes, creencias y valores de este bebe.
El Psicólogo Infantil Alfonso Fouce,  y Marc Giner, Psicopedagogo y Logopeda, ambos con amplia experiencia en el tratamiento de los trastornos emocionales en los niños señalan  20 errores que “no” debemos cometer en la educación de los hijos:
1. Comprarle todo aquello que nos pida.2. Darle siempre la razón cuando tenga un problema.
3. Dejarle que hable mal (digan groserías o griten u ofendan a otros porque todos sus amigos lo hacen.4. Ponerle un televisor y/o una computadora en su habitación (con acceso ilimitado a internet por supuesto y si puede ser con la playstation)5. Avergonzarnos cuando hace una rabieta y no corregirla.6. No darle abrazos ni besos, ni decirle lo importante que es para nosotr@s.
7. No exigirle en relación a la escuela ni en las tareas de la escuela.8. No castigarle ni llamarle la atención sobre su conducta nunca.9. Castigarle cada día de acuerdo al estado de ánimo del padre.
10. Que la madre le diga que no a una cosa y el padre la consienta o viceversa. 11. Chillarle o estresarnos cada día para que haga lo que le exigimos. 12. No jugar ni hablar tranquilamente nunca con él o ella.13. No establecer ni unos horarios ni unas reglas del juego mínimas. 14. No pedirle que colabore con la casa en las cosas que están a su alcance.15. Permitirle las mismas cosas que a sus hermanos mayores, o prohibirles a estos porque sino el pequeño se enfada o hace una rabieta.16. No enseñarle unas normas y/o valores, sean del tipo que sean.17. Creer que nuestro hijo siempre nos miente, acabará haciéndolo.18. Creer que nuestro hijo es malo, acabará siéndolo.19. No darle buen ejemplo. 20. No hacer lo que les decimos a ellos que deben hacer.
Tener presente estas 20 consideraciones que debemos evitar en la educación de nuestros hijos nos servirá de orientación para organizar un plan de vida orientado a formar a una persona exitosa, educada, organizada y estable emocionalmente.
Pero ¿Qué hay del papel del docente dentro del aula? Pues, la escuela en la actualidad debe impulsar en su comunidad “la escuela de padres” donde deberá facilitar toda la información relevante para una educación sana y asertiva dentro del ambiente familiar, resaltando una formación que se oriente por estos simples pero significativos principios.
Educa con afecto: Dar afecto es el acto educativo más profundo de todos. Evitar el trato frio y mecánico solo ocasiona un desarrollo educativo lento y poco solido. Expresa tu afecto de manera clara .Reconoce logros y corrige errores de manera constructiva. Expresa tu emoción y tu gusto al verlo que avanza en su desarrollo personal, si percibe errores hazle sugerencias para mejorar. De esta manera estarás estimulando su autoestima. Le enseñaras que nadie es perfecto, pero que todo logro, así sea pequeño, será valioso.
Escucha y procura hacerte entender: Los malos entendidos son un fenómeno frecuente entre los seres humanos. Por lo general queremos escuchar aquello que nos conviene entender. En medio de un sin fin de palabras, nos ganan las emociones y las discusiones se vuelven absurdas. Por ello es recomendable no discutir con los niños, cuando quieran algo que no sea razonable para tal o cual momento .Por lo general los niños insisten, por ello es necesario repetirlo una o varias veces para que comprenda razones y no imposiciones del adulto, esto permitir que entienda mejor las cosas.
Da al niño las indicaciones estrictamente necesarias. No le digas todo lo que tiene que hacer o dejar de hacer. En ocasiones nos preocupamos demasiado por lo que hacen los niños a solas, o no permitimos que realicen cosas que puedan causarles algún daño físico. Sin embargo, con esto restamos creatividad, independencia y seguridad, por eso, es aconsejable que aceptes a tu niño tal como es.
Sé perseverante y ten mucha paciencia Cuando se educa a un niño con mucho afecto y cariño, es sencillo ser perseverante y paciente. No es conveniente desesperarse y gritarle o reprimirle físicamente, lo mejor es hablarle con tranquilidad y explicarle que se puede aprender de los errores y los fracasos.
Educa con sencillez .Llegar a hacer cosas valiosas con sencillez es una gran virtud. A veces pensamos que educar es una tarea complicada; sin embargo, si actuamos con sencillez y claridad puede no serlo tanto.
Pide al niño que haga cosas justas. Sera injusto pedirle que recoja juguetes que el no tiró y que vea al responsable que no hace nada. Sera injusto que solo el te ayude a lavar los platos y los demás jamás ayuden. Cuando le solicites que realice una tarea o un mandado, trata que sea en un momento adecuado, no seas inoportuno; es decir, no interrumpas los momentos que le son más agradables.

Educa con el ejemplo Lo menos que se puede hacer cuando se educa a un niño es formarlo con el ejemplo. Los niños aprenden mucho de las personas que son importantes y significativas para él, en este sentido los adultos son una importante fuente de imitación para los niños. Si percibes que tales personas dicen algo pero hacen una cosa muy distinta, tendera a tener principios no muy firmes. Una educación profunda comienza con el ejemplo. Por último “cumple lo que prometes”. Así que no delegues a otro lo que te corresponde hacer. Si quieres una sociedad más justa, educa a tus hijos.¡¡¡¡ Por allí se empieza!!!!.

No hay comentarios: