"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

16 jul. 2013

¿Cuando es recomendable que los niños repitan el grado escolar?

 ¡Llego el mes de Julio! Acaba de culminar el año escolar. A esta fecha, ya los estudiantes de bachillerato  saben con cuantas asignaturas van a revisión y están presentando, otros felices  están celebrando  si ganaron el viaje anhelado de vacaciones porque aprobaron todas. Primaria es otra historia. A estas alturas se empiezan a comunicar cuales de los escolares  deben repetir el grado cursante. ¿Te ha dicho alguien en la escuela que sería mejor que tu niño repita de grado?. Dejarlo Repetir  es una decisión muy difícil y cargada de emociones. Muchas docentes y madres ven la repetición  como una manera de asegurar una mayor responsabilidad  y para asegurarse de que las escuelas cumplen con su trabajo.
Se puede llegar a considerar volver a cursar el grado si el niño(a)  tiene muchos problemas para aprender a leer, escribir o en matemáticas, no alcanza a llegar a los niveles de rendimiento esperados para pasar al siguiente grado, o parece "inmaduro" y "joven" para su edad.
¿Qué hacer en este tiempo para evitar que los chicos repitan el año?, se preguntan hoy no pocos padres y docentes. En principio hay que evaluar las causas, distintas en cada caso; las características del alumno; sus necesidades e intereses; y las posibilidades de la escuela y de la familia para acompañarlo en este proceso.
No se puede sugerir la repetición  o promoción del grado solo porque “los padres así lo consideran” o “la docente le parece que es lo mejor”, suposiciones subjetivas de ambas partes no pueden considerarse como determinantes en el futuro escolar del niño. Si hacemos una revisión de los aspectos técnico de la evaluación en la Educación Primaria Bolivariana, contempla  que la promoción del 1er y 2do grado se hará de forma continua y natural, cuya determinante está relacionada con el 75 % de asistencia a clases y   resaltando que “todos los involucrados deben trabajar de forma integrada para que se logren las actividades que permitirán desarrollar las potencialidades del niño y la niña”.
Sucede que si durante estos grados se observa que el escolar presenta mayores dificultades en su proceso de adquisición de los aprendizajes, una familia responsable o un docente observador deberá remitir el caso al departamento de orientación de su escuela solicitando una evaluación psicopedagógica, esto debe hacerse a inicios del segundo lapso, ¡no ahora!. Esta acción está encaminada a efectuar las adaptaciones metodológicas y evaluativas en función a las necesidades educativas especiales del escolar (pues si bien no sabe leer, por ejemplo, pero si sabe hablar con claridad, una breve adaptación a pruebas orales, facilitaría la medición del aprendizaje de los contenidos previstos en el proyecto pedagógico de aula mientras logra aprender a escribir y redactar). Si en una escuela no cuentan con un psicopedagogo, pues se puede ubicar uno particular, fuera del entorno educativo, o remitir el caso al Centro de Diagnostico Orientación Formación y Seguimiento para la Diversidad Funcional (Cdofsdf) del Municipio donde se reside, que es un servicio totalmente gratuito y que cuenta con el equipo multidisciplinario para la evaluación.
Los docentes precavidos llevaran un registro anecdótico bien sustancioso con las apreciaciones diarias de este escolar, al igual que un buen registro en su lista de cotejo o escalas de estimaciones desde el principio del año escolar que avale las decisiones tomadas. Si la familia no se hace cargo de las necesidades escolares de sus hijos, un buen registro en el libro de acta personal del docente, con firma y cedula del representante, cada vez que se le llamo, y el tema que se considero, o las veces que no asistió, sustentarían la decisión de la repitencia.
Si el escolar presenta  alguna diversidad funcional ( como dificultad de aprendizaje, o compromiso cognitivo, TDAH, síndrome de asperger u otro trastorno del desarrollo , psiquiátrico o déficit sensorial y está escolarizado) junto con sus informes neurológicos, psicológicos y psicopedagógicos, la decisión de la repitencia del grado debe estar sustentada con las acciones del cuerpo docente donde avale que cumplieron  las sugerencias emitidas por el equipo multidisciplinario , fueron aplicadas en el aula, y bajo las sugerencia de  los profesionales. También se da mucho el caso de que los padres efectúan las evaluaciones y los docentes no aplican dichas sugerencias y se resisten a acompañarlos a las consultas con los especialistas a buscar asesoría. Entonces, ¡de allí debe desprenderse una reflexión! , pues los informes están elaborados con la finalidad de facilitar la integración de estos escolares y facilitar su aprendizaje. Solicitar una repetición cuando dichas sugerencias no se han cumplido, tampoco es viable. Recuerden tener a mano la Resolución 2005  del MPPE , ¡que se debe cumplir!
Para 3ero a 6to grado se contempla  que se “determinará la promoción  al  grado inmediato superior, con base a criterios establecidos por el colectivo institucional (docente, directores y coordinadores, departamento de evaluación, departamento de orientación, representantes de la comunidad educativa y padres del escolar)  y el consenso sobre los logros en el proceso de aprendizaje”. Manteniendo las mismas sugerencias de registro, adaptación y atención individualizada.
Dejar repetir a un estudiante debe tener un basamento objetivo, con un soporte en registros y acciones de parte del docente y un acompañamiento honesto de la familia. No se debe esperar a última hora para informarse de las debilidades de su hijo, y luego andar culpando al centro escolar por el apoyo que no le brindamos nosotros a lo largo del año escolar. Buscar en estos días desesperados una tarea dirigida no se traduce en interés o garantía de que “esta situación no volverá a ocurrir”. Es muy triste para la vida de este estudiante que está en riesgo de repetir, que parte de la responsabilidad de la misma está directamente relacionada al apoyo que debe recibir de su familia. Al igual que como profesionales de la docencia, debemos evitar decisiones basadas en criterios emocionales, solo porque el escolar es “muy inquieto, no copia, no hace caso”. En este caso se puede solicitar una Evaluación de Competencia Curricular, para asegurarse que tal decisión está basada en el escaso logro de las competencias mínimas requeridas en el aprendizaje para la promoción del año. 

1 comentario:

Miguel Angel Sanz dijo...

un articulo interesantisimo, si no tienes inconveniente me gustaria publicarlo en mi web (www.nosoloapuntes.com) ya que a parte de la gente que nos visita podria resultarle interesante.