"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

12 abr. 2012

EL AUTISMO: UNA MIRADA AL MUNDO UNICO DEL AISLAMIENTO SOCIAL.

Todo padre que ha deseado tener a sus hijos espera con ansias los primeros pasos del desarrollo de este. Nos enternecemos cuando nos miran sus ojitos, aplaudimos sus primeros intentos de decir mamá y papá, sus primeros pasitos  y nos encanta comprarle juguetitos para que se diviertan disfrutando con otros niños. Cuando estos primeros pasos no se presentan o se diferencian de la forma de ser de otros bebes, debemos estar alerta para atender cualquier posible Trastorno de Desarrollo Infantil.

El autismo es uno de los más comunes. Se estima que el autismo afecta a cuatro de cada 10.000 personas, dependiendo del criterio de diagnóstico usado. En Estados Unidos, por cada 150 niños uno es diagnosticado con autismo, se cree que la incidencia está en aumento, y los números de diagnósticos en Venezuela cada día son mayores. Este afecta cuatro veces más a los hombres que a las mujeres, y se puede encontrar en todo el mundo, sin importar raza,  cultura o posición social.

El autismo es un trastorno del desarrollo, permanente y profundo. Afecta a la comunicación, imaginación, planificación y reciprocidad emocional. Los síntomas, en general, son la incapacidad de interacción social, el aislamiento y las estereotipias (movimientos incontrolados de alguna extremidad, generalmente las manos).

El bebé autista puede pasar desapercibido hasta el cuarto mes de vida; a partir de ahí, la evolución del lenguaje queda estancada, no hay reciprocidad con el interlocutor, no aparecen las primeras conductas de comunicación intencionadas (como miradas, echar los brazos para pedir que los carguen, o señalar para pedir algo...).

De acuerdo con el estudio de Gillberg es posible reconocer el Autismo en la primera infancia. Los síntomas más comunes recogidos en estudios de este trastorno fueron: peculiaridades en la mirada fija, audición y juego. La evitación del contacto ocular suele estar incluido como una característica de los niños con Autismo. Este rasgo es menos importante que la mirada fija. Muchos niños en la primera infancia no parecen mirar a las personas y muchos no miran a los ojos, pero en el bebé con Autismo la mirada tiende a ser corta y "de reojo".
Las peculiaridades en la audición parecen ser especialmente significativas. Muchos niños con Autismo han sido tomados por sordos en el primer periodo de sus vidas. De hecho, una minoría tiene pérdidas auditivas, aunque puede que no respondan a su nombre o aparentemente no se inmuten ante cambios auditivos en el entorno. Niños con autismo parece que incluso ignoran aquellos sonidos fuertes que podrían alarmar a la mayoría de los niños. Esto puede estar relacionado con una falta de interés por lo que les rodea. Podría deberse a anormalidades en la percepción, ya que niños con Autismo pueden parecer especialmente sensibles a ciertos sonidos. Por ejemplo, un niño con Autismo puede desarrollar una fascinación por sonidos particulares tales como los hechos por la rotación de un juguete, o responder al sonido de un caramelo mientras se desenvuelve desde una distancia considerable. Otros sonidos pueden ser la causa de extrema angustia, tales como la sirena de la policía o el ladrido de un perro.
En niños pequeños, el juego y la actividad social están estrechamente relacionados y es en esta esfera del desarrollo donde los padres notan que su hijo es diferente. Los bebes con autismo pueden mostrar falta de interés en aquellos tipos de juegos con los que más disfrutan los niños de corta edad, como los que implican una interacción social con los padres. La falta de la actividad de compartir parece ser significativa. En el estudio de Frith y Soares, 13 de 173 respuestas de padres con hijos con autismo indican la ausencia de interés, no tomar parte en juegos de bebes y no querer compartir actividades.



El Autismo es multifactorial, o sea, que es causado por muchas cosas, eso nos dice que nadie tiene seguridad de qué es lo que lo causa, no está demostrado que lo origina (etiología) o desencadena. Sabemos que hay en los autistas una o varias anomalías como:

Las Anomalías estructurales en el cerebro (existen estudios que demuestran diferencias en la estructura del cerebro de los autistas, en relación a un cerebro normal), anomalías histológicas (anomalías a nivel de grupos celulares) en el cerebro, trastornos metabólicos de los aminoácidos (Ej. Purina (aminoácido) + ácido úrico aumentado, glucosa sin oxígeno producen ácido láctico que está aumentado) o las enzimas necesarias para metabolizarlos, procesos patológicos en el sistema digestivo (no digieren bien, pueden tener parásitos no detectados, hongos no detectados como la cándida álbicans), intoxicación con metales pesados o aumento de los mismos en sangre, indicios de afectación crónica (virus lento) asociada al virus de la rubéola, citomegalovirus, herpes simple, toxoplasmosis, sífilis. Afectación del sistema inmunológico teniendo en consideración la relación de linfocitos con receptores y transportadores de neurotransmisores, específicamente la serotonina (aumento de serotonina está relacionada con retraso mental). Neurotransmisores alterados como la Dopamina que se encuentra aumentada en el líquido cefalorraquídeo por lo que en orina sale aumentado el ácido homovalínico (HVA), niveles de Serotonina aumentados en sangre (en el cerebro una hiperactividad del sistema de neurotransmisión opiácea endógena que conlleva a un rechazo de la compañía, al contacto físico y aumento del umbral del dolor.

Si observamos que nuestro hijo presenta estas características es necesario comunicar en primer lugar al Pediatra, quien se encarga de la valoración del proceso del desarrollo del bebe y el niño sano, también puede complementarse con una evaluación neurológica y psicológica para corroborar los déficit presentes en el niño y sustentar la sospecha de diagnostico, también sería prudente hacer una valoración auditiva y visual, una hematológica especializada, una gastroenterológica y una vez obtenido toda la información necesaria abordar el siguiente paso que es una atención psicoeducativa individualizada , terapia de lenguaje, atención nutricional, en ocasiones fisioterapia para la estimulación integral del desarrollo del niño.
En Venezuela existen múltiples asociaciones y especialistas formados en el área de Autismo que pueden brindarte la ayuda que necesitas, tanto para tu hijo como tu familia. Ante una sospecha es prudente una búsqueda de diagnostico y ayuda profesional.

No hay comentarios: