"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

14 sept. 2011

Una guía para los padres primerizos¿Cómo hacer más fácil la adaptación del niño al preescolar?

Estamos finalizando las vacaciones escolares, y con ello ya empiezan los padres y docentes a prepararse para la llegada de los niños a las aulas de clases. Algunos ultimando los recursos para completar las listas de útiles escolares, y los uniformes. Otros, ¡los más pequeños de la casa!, por primera vez asistirán a un colegio, y ya entre un mar de ansiedad, padres primerizos están preguntándose ¿Cómo puedo hacerle más grato a mi bebe sus primeros días de clases?

Las aulas infantiles se convierten en un mar de lágrimas cada inicio de curso. Tanto los niños que empiezan a ir a la escuela infantil como los que van al colegio ven su vida alterada al pasar del entorno familiar al escolar. No podemos evitar el conflicto que supone, pero sí está en nuestras manos ayudarles a afrontarlo.

El preescolar (o la educación inicial) ofrece muchos beneficios: puede ser un excelente lugar para que los niños interactúen con pares y aprendan lecciones de vida valiosas, como saber compartir, esperar su turno y seguir reglas. Es esencial que se curse, pues prepara al escolar para la etapa posterior. Allí desarrollaran las habilidades previas, necesarias para iniciar su proceso de lectura , escritura y calculo.

Pero ir al preescolar conlleva su buena cuota de emociones, tanto para los padres como para los niños. Para un pequeño, el ingreso a un nuevo entorno preescolar, lleno de maestros y niños desconocidos, puede causar tanto ansiedad como anticipación. Es probable que se observe en el niño que se aísle, llanto, episodios de berrinches, muerdan o golpeen a algún compañerito, se orinen encima, no quieran desayunar, les de fiebre emocional, o se descompongan del estomago para no asistir al colegio. Los padres podrían tener emociones encontradas acerca de si su niño está preparados para el preescolar.

Cuanto más cómodo esté usted acerca de la decisión y cuanto más familiar pueda hacerse el entorno para su hijo, menos problemas enfrentarán usted y su pequeño. Dedique un tiempo a hablar con su hijo sobre el preescolar, incluso antes de que comience. Antes del primer día, introduzca gradualmente a su hijo en las actividades que suelen desarrollarse en un aula. Para un niño acostumbrado a hacer garabatos con papel y creyones en casa, por ejemplo, será reconfortante descubrir los mismos creyones y papel en su sala de preescolar.

Hacer algunas visitas a la primera sala de preescolar antes del inicio de las clases también puede facilitar la entrada a un territorio desconocido. Ofrece la oportunidad no solo de conocer a la maestra del niño y preguntarle por las rutinas y actividades frecuentes, sino también de contarle sobre las rutinas y actividades en casa. Mientras esté en la sala, deje a su hijo explorar y observar la sala y decidir si quiere interactuar con otros niños. La idea es familiarizar a su hijo con la sala y dejar que se sienta a gusto.

También puede preguntar cómo maneja la maestra los primeros días llenos de lágrimas. ¿Cómo se estructurará la primera semana para simplificarle a su hijo la transición? Si bien debe reconocer este importante paso que su hijo está dando y brindarle apoyo, demasiado énfasis en el cambio podría empeorar la ansiedad. Los niños pequeños pueden captar las señales no verbales de sus padres. Cuando los padres se sienten culpables o preocupados por dejar a su hijo en la escuela, este probablemente lo percibirá. Cuanto más calmado y confiado esté usted acerca de la decisión de enviarlo al preescolar, más seguro se sentirá su hijo.

Las vivencias de esta etapa van a ser procesadas durante mucho tiempo en la memoria afectiva del niño, por lo que hay que cuidarlas. Siempre que se pueda compatibilizar con las obligaciones laborales de los padres, es preferible que la incorporación sea progresiva. Así el choque no es tan brusco y asimilan mejor la nueva situación. En el caso de los más pequeños conviene que, durante los primeros días, los padres les acompañen en el aula un ratito (solo la primera semana y por un periodo máximo de una hora). Las presentaciones de personas y entorno siempre serán más gratas en compañía de papá o mamá.

Hay que intentar transmitir seguridad y confianza. Si ven que los padres dudan o sienten miedo de la separación, lo pasarán peor. Todos los principios de curso, las aulas están preparadas para hacer este período más fácil a los niños. El ambiente de la clase es acogedor y se programan actividades en las que se cuida el aspecto afectivo. El educador siempre debe estar accesible. Es normal que los primeros días quieran llevarse un objeto de casa, para que les dé seguridad. No conviene impedírselo.

En poco tiempo veremos lo bien que se adapta. Notaremos que está adaptado cuando se sienta lo bastante seguro como para mostrar su mundo emocional, para dar y aceptar afecto y para intercambiar experiencias. Algunos niños presentan problemas asociados a esta etapa como alteración del sueño o falta de apetito. Suele ser algo pasajero y se soluciona con cariño y comprensión. Por lo que ve preparando a tu bebe a esta nueva etapa con anticipación.

2 comentarios:

aprendeconbabyradio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sofía Muñoz dijo...

Hola. Me parece muy interesante vuestro blog. El ser padres es muy importante y muy complicado a la vez, hay muchas maneras de afrontarlo, ya que surgen muchas dudas. Yo he encontrado información muy buena en este blog ; http://babyradio.es/blog-entrada/120/2013-03-28/como-ser-padre-primerizo-y-no-morir-en-el-intento. Espero que os sirva. Un Saludo y animo