"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

30 ago. 2011

Orientación Vocacional = Éxito en la vida laboral.¿Qué carrera debo escoger?

Hace unas semanas se podía encontrar en una gran cantidad de vehículos de la ciudad, escritos en betún blanco en el cristal trasero, los divertidos mensajes: ¡Mi hijo ya es un ingeniero! ,¡Ya soy licenciada!, ¡Al fin se graduó mi hijo!. Infiero que tales mensajes fueron escritos de padres orgullosos de que sus hijos recibían el título universitario que tanto sacrificio le costó al chico/a ganarse. Noches sin dormir tecleando en la computadora, repasando contenidos, pagando profesores extras para que asesoraran alguna materia practica difícil, hambre (cuando nos vamos a estudiar fuera de casa), nervios y sueños, sentimientos que nos dominan mientras cursamos esa “vida del universitario”.

Otros, más distantes del dichosos final, observan con cierto recelo y frustración dichos mensajes, pues a veces le recuerdan una dura verdad “dejaron a mitad su carrera”, “estudiaron para complacer a otros y ahora viven la vida “a medio sentir”, o sencillamente se quedaron con bachillerato “pero cargan la culpa inconsciente del venezolano que cree que para ser alguien en la vida debe ser doctor, ingeniero o licenciado”, y por ende de alguna o otra forma sabotean su concepto de sí mismo, llenándose de sentimientos de inferioridad. ¡Grave error!. Sí, es importante estudiar y estar preparado, tener un buen nivel cultural, al igual que tratar con educación a las personas, pero lo principal es hacer nuestra labor con vocación. De allí se deriva el éxito en la vida.

A la hora de seleccionar una carrera debemos tener claro que dicha selección debe hacerse con conocimiento profundo de quienes somos, cuáles son nuestras aptitudes personales, que hábitos forman parte de nuestro repertorio personal, que recursos económicos disponemos y si nos visualizamos 25 años o más haciendo esta labor.

No es aconsejable que sea el padre o la madre quien escoja la carrera del hijo, mucho menos que se basen en el ego o la posición social, en el negocio familiar, o en el estigma social que obtendrá por ser un doctor, ingeniero, abogado, etc. Este es el principal error que caen muchos adolescentes inseguros, quienes por complacer al ego de la familia se abalanza en una carrera en la que no se puede identificar y por la cual no presenta un perfil aptitudinal(pues si no te gustan las matemática, física o química no puedes ser ingeniero) para alcanzarla, anidando frustración y deserción universitaria. El/la joven deben escoger su carrera, pues es su vida, su vocación y su destino, es el chico quien tendrá que enfrentarse a los desafíos profesionales y solo es él quien debe tener las actitudes (disciplina, constancia, perseverancia, amor, entrega) para sobrellevar los fracasos y los contratiempo de la realidad del ambiente laboral. Como padres debemos evitar menospreciar la orientación vocacional de nuestros hijos solo porque consideremos que la carrera u oficio que escoja no corresponde con sus intereses parentales. Este mundo necesita de toda las profesiones y oficios para poder existir, y la garantía del éxito laboral no depende de la carrera que se escoja, sino de la personalidad, la constancia, las relaciones sociales, la calidad a la hora de hacer nuestro oficio, pero lo más importante el amor (en otras palabras “esas ganas de echar para adelante los sueños y deseos”) con que se hacen las cosas.

Si ser doctor, ingeniero, abogado o licenciado fuera garantía de ello, entonces no hubiera estos profesionales sin trabajo, sin esperanzas y a veces sin felicidad. ¿Qué desea usted como padre o madre para la vida de su hijo? ¿Qué sea tremendo titulado universitario sin felicidad, frustrado y fracasado? O ¿Qué su hijo sea feliz haciendo lo que su talento innato le inspira? El dinero fluye a las manos del que labora con amor y paciencia.

Si, ellos necesitan que nosotros como adultos o padres los orientemos, le enseñemos valores , lo impulsemos, y le ayudemos a financiar sus estudios mientras ellos abren las alas y logran la independencia por si solos, pero eso no es derecho para obligarlos a hacer lo que nosotros deseemos, o a que cumplan nuestro ego o sueño frustrado.

Conozco muchísimos casos de hijos obligados a estudiar carreras que satisfacen solo intereses de los padres, quienes al cumplir la mayoría de edad desertaron, cumplen su profesión con amargura saboteando a otros en el ambiente laboral, o viven con depresión, teniendo una visión negativa de la vida. O que simplemente se graduaron, le dieron el título a su mamá y luego se casaron y nunca ejercieron tal profesión (un gasto innecesario).

Así que joven ¡recobra valor!, el éxito llega a ti cuando amas lo que haces, haces lo que tus sueños y deseos profundos te dicten y tienes el valor de levantarte frente a tu familia a exigir el respeto que te mereces por escoger lo que tú quieres!!! Ni matrimonio obligado ni carrera que escojan los padres hace la vida feliz, mucho menos prospera!!!. Además uno no es “alguien” porque sea doctor, ingeniero o licenciado, uno ya “es”, por la personalidad, los sueños, las metas y el compromiso que asumas para finalizar todo aquello que empiezas, con calidad, disciplina y ética profesional. Este mundo necesita de ti para que crees tú campo laboral y surjas.

No hay comentarios: