"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.



Nuevo Taller.

Nuevo Taller.

Buscador Interactivo

Cargando...

2 de feb. de 2011

¿Son las bajas calificaciones escolares en mi hijo una Dificultad de Aprendizaje? Por Lcda. Luisa Carrasquel R.

Como padres y educadores, cada día es más común encontrarnos en el aula o núcleo familiar un escolar que presenta alguna dificultad en el proceso de enseñanza-aprendizaje, y que escapa de nuestro entendimiento. Son niños, niñas o jóvenes talentosos para las actividades por las cuales manifiestan un gran interés, como los juegos de videos, navegar por el internet, la actuación, los deportes, la música, las manualidades, con una facilidad para relacionarse con las personas, pero que expresan dificultades para la lectura con fluidez, la escritura, ortografía, y las matemáticas, es decir, los estudios en general, a pesar de estar en la escuela desde muy temprana edad.

Muchas veces tales situaciones vienen asociadas a falta de atención y concentración, problemas en la memoria, dificultades para la comprensión y el razonamiento, afectación del lenguaje, razón por el cual obtienen bajas calificaciones y las constantes llamadas de atención a los padres del colegio por algún problema de conducta.

Para los docentes desconcertados, confunden a estos estudiantes como “flojos”, “tremendos e incontrolables”, y dar como recomendación “a este niño lo que le falta es más ayuda familiar”. A los padres se suma la frustración de no saber cómo corregir tal situación, y como resultado el estudiante, quien empieza a sentir que “es bruto”, que “no puede aprender como los demás”, cede espacio a la baja autoestima, la negatividad y en los peores de los casos a la deserción escolar.

Como padre, madre y docente es necesario al observar tales características a un estudiante, solicites primero una evaluación psicopedagógica, con la finalidad de descartar la presencia o no de alguna Dificultad del Aprendizaje.

Cuando hablo de dificultades del aprendizaje me refiero a un conjunto de alteraciones en los procesos psiconeurológicos esenciales para el aprendizaje en una persona con coeficiente intelectual “normal” o superior al promedio, y cuyos resultados en el rendimiento académico no corresponden con las capacidades reales que tienen a pesar de que asisten a la escuela. Aunque las dificultades de aprendizaje puedan coexistir con otro tipo de handicap (impedimentos sensoriales, retraso mental, trastornos emocionales.) o con influencias extrínsecas (deficiencias culturales, instrucción inapropiada o insuficiente.), no son resultado de aquellas condiciones o influencias.” Los investigadores creen que los problemas del aprendizaje son causados por diferencias en el funcionamiento del cerebro y la forma en la cual éste “procesa la información”. Los niños con problemas del aprendizaje no son “tontos” o “perezosos “lo que pasa es que sus cerebros procesan la información de una manera diferente a la habitual.

Estas alteraciones son intrínsecas al individuo debido a disfunciones del sistema nervioso central y pueden tener lugar a lo largo de todo el ciclo vital. Problemas en conducta de autorregulación, atención, interacción social, entre otras, pueden coexistir con las dificultades, mas no son originadas por estas.

Bibliográficamente se pueden ubicar dos tipos de dificultad de aprendizaje: las específicas y las no específicas. Estas se generan por factores prenatales congénitos como: anomalías cromosómicas, autosomas y anomalías genéticas. Factores ambientales como bajo peso al nacer, diabetes materna, infecciones maternas durante la gestación como: rubeola, sífilis, toxoplasmosis, CMV, toxemia gravídica, sensibilización al factor Rh, uso de drogas (alcohol...), fármacos (talidomida...), y radiaciones. Factores perinatales como anoxia, traumatismos mecánicos del parto, prematuridad e infecciones: VHSII, meningitis. Se asocia a este el factor educativo y cultural.

Como padres o docentes debemos estar atentos a la presencia de las siguientes conductas en este escolar tanto en la familia como en la escuela:

• Presenta dificultad para entender y seguir tareas e instrucciones.

• Presenta dificultad para recordar lo que alguien le acaba de decir.

• No domina las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática, por lo que fracasa en el trabajo escolar, no entiende lo que lee o escribe.

• Presenta dificultad para distinguir entre la derecha y la izquierda, para identificar las palabras, etc. Su tendencia es escribir las letras, palabras o números al revés.

• Le falta coordinación al caminar, hacer deportes o llevar a cabo actividades sencillas, tales como aguantar un lápiz o amarrarse el cordón del zapato.

• Presenta facilidad para perder o extraviar su material escolar, como los libros y otros artículos.

• Tiene dificultad para entender el concepto de tiempo, confundiendo el "ayer", con el "hoy" y/o "mañana".

• Manifiesta irritación, cambios repentinos de humor, o excitación con facilidad.

• Siente rechazo a la lectura, a las tareas, a la escuela, etc.

A pesar de lo que podamos creer, personas así son muy comunes, 1 de cada 5 personas en Estados Unidos tiene uno o más problemas de aprendizaje, 1 de cada 10 personas los presenta en Venezuela, razón por el cual en un aula de 30 estudiantes venezolanos, 3 de ellos se espera que necesiten atención psicopedagógica para el éxito en su proceso de aprendizaje (según investigaciones del INVEDIN).

Alguna de estas dificultades son transitorias y otras persisten a lo largo de la vida de la persona, pero con un tratamiento psicopedagógico adaptado a superar o a compensar los déficit se logra que él estudiante tenga una mejor calidad de vida y alcance éxito académico. No en vano la historia de la humanidad registra entre algunos de sus famosos contribuyentes, personas que a pesar de tener este tipo de dificultades lo lograron, tales como: Albert Einstein, Sir Isaac Newton, Leonardo Da Vinci, Tomas Alba Edison, Wistons Churchill, Henry Ford, Agatha Christie, etc.

Como familia y centro educativo debemos tener presentes que las dificultades del aprendizaje no se superan “dejándolas pasar”, o “esperando a que la persona madure”, es necesario que la persona reciba atención educativa especializada, para garantizar el avance efectivo durante su vida escolar. Por ello si observas que alguno de tus hijos o estudiantes presenta tales características solicita una evaluación psicopedagógica. Es necesario que a partir de los 5 años se realicen tales evaluaciones, si se observan algún retraso significativo en las destrezas necesarias para el aprendizaje.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Chica, tengo un problema, yo odio las matemáticas y me cuesta aprender, ¿Que hago? siento que no estoy lista para mi futuro