"Bienvenidos al portal donde padres, estudiantes , educadores, profesionales y todo aquel interesado en el area de educacion especial y la psicopedagogia podra encontrar informacion de su interes"...Participa!!!!.




Buscador Interactivo

CONSULTAS ONLINE

CONSULTAS ONLINE

Nueva direccion

Nueva direccion

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE

PLAN VACACIONAL SUPERAPRENDIZAJE
Edades de 8 a 16 años

12 ago. 2010

Salta, brinca y habla sin parar. ¿Cómo vivir con un hijo hiperactivo? Por Lcda. Luisa Anabel Carrasquel.

Ser padres es una tarea que supone mucha felicidad, responsabilidad y cambios en la vida. Traer un bebe al mundo exige de toda la atención y paciencia que la familia puede prodigar, pero tener un hijo con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) representa todo un desafío.


El TDAH, como es conocido este déficit, tiene una incidencia cada vez mayor en nuestra sociedad, según la ANHIDA, Asociación de Niños con Hiperactividad Española, 1 de cada 8 niños alrededor del mundo nace con esta condición, por lo que requiere de mucha atención, y debe estarse claro que las conductas presentes estén más allá de solo “un niño malcriado y consentido”.

Estas son las conductas de un niño con TDAH:

• Es inquieto, excitable, impulsivo, no para de moverse. Tiene cambios de humor rápido y frecuente.

• Grita a menudo, se pone nervioso con facilidad, molesta a los otros niños.

• Se distrae con facilidad. Tiene dificultades para acabar lo que ha empezado y le cuesta centrar su atención.

• Deben satisfacerse sus demandas de inmediato, o abandona fácilmente.

• A menudo evita, le disgusta o es renuente en cuanto a dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos), extravía objetos necesarios para tareas o actividades por ejemplo juguetes, ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas.

• Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes, es descuidado en las actividades diarias, mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento, abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera que permanezca sentado, corre o salta excesivamente en situaciones en que es inapropiado hacerlo.

Estos “motorcitos incansables”, deben ser evaluados los mas antes posible por un Neuropediatra, que descarte que tales conductas no se deban al TDAH. La mayoría de estos chicos y chicas deberán recibir atención psicopedagógica individualizada, para aumentar su capacidad de atención y tener óptimos resultados en la educación, pues suelen presentar problemas de aprendizaje asociado, por lo que en la mayoría de los casos se le dificultara la interacción con el aprendizaje y el ambiente escolar. Una familia precavida y responsable solicitara una evaluación lo más pronto posible para orientar de forma adecuada el tránsito de su hijo por la vida escolar. En la próxima entrega te seguiré explicando las causas de porque se presenta el TDAH y que puedes hacer para ayudar a tus hijos y a ti misma ante esta situación. Puedes escribirme a mi correo y te responderé muy gustosamente.

No hay comentarios: